Thursday, April 15, 2010

Resumiendo La escalera

Dos borrachos iban caminando por las vías del tren. Uno de ellos comentó: “el arquitecto que diseñó esta escalera es un bruto, ¡es demasiado larga!”. El otro le contestó “demasiado bruto, mira la altura de los pasamanos”. Muchas veces cometemos el mismo error de interpretación, aunque en lugar de hacerlo con las vías de un tren lo hacemos con piezas de comunicación visual.

El error de los borrachos fue que evaluaron un objeto creyendo que tenía una finalidad cuando en realidad tenía otro fin totalmente distinto. La gente en general –e incluso los diseñadores- evalúan o critican la misma pieza gráfica sin saber realmente cuáles son los objetivos que debe cumplir dicha pieza, es decir, que es lo que quiere lograr.

Este tipo de acciones no debe ser entre los diseñadores, porque no coincide con la actitud de respeto hacia la profesión que se espera de un profesional. Criticar despreocupadamente frente a terceros puede influir negativamente en el posicionamiento de nuestra disciplina. Tenemos que hacer ver que no se puede lograr un juicio correcto si no tenemos conocimiento de lo que debe lograr una pieza gráfica.

1 comment:

Salvador said...

bien dicho